Narrativas

Ola fotovoltaica en el Alto Deba

H-ENEA
Living Lab: Impulsando la ola de las fotovoltaicas en los tejados de los
vecinos del Alto Deba

 

Eukene Barrenetxea eta Eñaut Iturbe

 

 

724 viviendas del Alto Deba ya se han sumado a la ola de la energía fotovoltaica

 

En el plazo de dos años se ha producido un cambio significativo en las casas del Alto Deba respecto a la energía fotovoltaica. Desde entonces, el 2,57% de las viviendas del valle han instalado o están en proceso de instalar paneles fotovoltaicos en los techos de sus comunidades de vecinos.

 

El objetivo de H-Enea Living Lab ha sido crear una masa crítica de viviendas que instalen energía fotovoltaica en los tejados de las comunidades de vecinos del Alto Deba. De esta manera, se ha creado el primer referente del movimiento que impulsará la transición energética, sentando las bases y provocando el contagio social.
Según estudios científicos, el porcentaje mínimo necesario para que una masa crítica sea viable es del 2,5%.

Contagio social: 3 oleadas en 2 años

–  La primera ola se inició en 2021 y se llevó a cabo en 3 localidades de la región, impulsada por 3 pilotos. Participaron un total de 160 hogares, de los cuales 131 se dirigieron al autoconsumo para comunidades y 29 al autoconsumo para viviendas.
–  En el primer semestre de 2022, hubo una segunda ola, esta tuvo lugar sin ninguna intervención especial, a través del fenómeno que llamamos contagio social. De forma natural, se incorporaron a la modalidad de autoconsumo de viviendas otras 49 nuevas viviendas, clasificadas en 6 comunidades de vecinos.
– La tercera ola comenzó después del verano de 2022: 515 casas en 33 comunidades solicitaron presupuesto para instalar paneles fotovoltaicos en sus techos. En concreto, para abastecer el consumo de 279 comunidades y 236 viviendas.
 
Impacto medioambiental:
Desde el punto de vista energético, las 44 instalaciones fotovoltaicas previstas generarán 0,32 GWh. Esto permite que 145 viviendas abastezcan su consumo con energía solar.
 
– Las decisiones tomadas en estas 724 viviendas evitarán la emisión de 94 toneladas de CO2 al año.
 
  • – 1.314 m2 de los tejados de 53 urbanizaciones se destinarán a la instalación de paneles solares.
Impacto económico de la actividad:

    • Según los cálculos, de los 49.350 euros destinados a financiar esta iniciativa de fomento de la Red de Desarrollo Sostenible D2030 para la adhesión de los vecinos a la fotovoltaica se prevé que supondrá una inversión de 500.000 euros.
    •  

También hay otros actores significativos que han participado en el impulso de las olas de la fotovoltaica: la Red D2030 para el Desarrollo Sostenible (como principal financiador), el Ayuntamiento de Arrasate (como financiador a través del proyecto europeo Shrek), el Grupo de Aprovechamiento de Recursos Naturales de Antzuola, los vecinos del barrio de San Lorenzo de Oñati, la Administradora de Fincas Uribesalgo y la empresa Ekitermik, entre otros.

 
 

YOU MIGHT ALSO LIKE THESE