SALUD

 hogar     energía     alimentación     salud     seguridad

La economía del cuidado, relacionada con el área socio-sanitaria, cobra fuerza en la sociedad actual. El paulatino envejecimiento de la población está provocando situaciones de fuerte dependencia física y cronicidad entre las personas, que demandan –y lo harán más en el futuro- muchos cuidados tanto sociales como sanitarios. Las nuevas tecnologías, que pueden contribuir al desarrollo e innovación en el sector de la salud, han de incorporarse de forma apropiada, preservando la dignidad individual. El desafío es desarrollar estrategias, productos y servicios que hagan frente a la cantidad de cuidados que las personas van a demandar. Un mercado potencial de grandes dimensiones para las empresas que exige soluciones centradas en las necesidades reales del usuario/a, que será mucho más receptivo a aquellas propuestas que entiendan su situación real.